LUN
10 DIC
2012
16:27H

La extraña biblioteca sin libros

Ni estanterías, ni largas hileras de libros que las recorran. Así es la biblioteca de la Universidad de Amsterdam, que hasta 5.000 universitarios emplean cada día. En ella reina una atmósfera peculiar, acentuada por las luces de neón y las blancas paredes del interior del edificio.

Imagen tomada de eleconomista.es

Su aspecto es poco acogedor, aunque las zonas de lectura añaden alguna que otra nota de color con sillas y mesas en tonos diferentes, desde el verde hasta el naranja, además de las amplias salas disponibles para trabajos en grupo.

 

¿Lo más extraño de todo? Los libros son tratados como materiales de laboratorio, cuidados hasta el último detalle y guardados en unas pequeñas cajas rojas con números blancos como identificación. Un lugar destinado más al almacenaje de miles de publicaciones que al disfrute de la lectura.