VIE
23 NOV
2012
11:15H

La transparencia con peaje es menos

Hasta ahora, todo estaba a un clic. Y se ha dado un paso atrás. Esa es la conclusión a la que llegan los expertos en transparencia consultados por este diario al ser preguntados por la decisión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de empezar a restringir el acceso gratuito a parte de la información que hasta ahora ofrecía sin cobrar a los ciudadanos y empresas. Son datos generados a través de infraestructuras públicas, costeadas a través de los impuestos pagados por ciudadanos y empresas que, a partir de ahora, tendrán que repagar en muchos casos por tener acceso a dicha información.

Imagen tomada de elpais.com

“La aplicación de la Ley de Transparencia no afecta a la decisión de la agencia”, asegura José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y uno de los principales impulsores de la propia ley. Argumenta que el objetivo de la futura norma es “garantizar el transparente funcionamiento de las instituciones públicas”, y no facilitar el acceso a datos que son fruto de su trabajo, pese a que la ley se presenta también bajo el epígrafe de “Acceso a la Información Pública”. Aunque no encuentra motivo por el que deshacer la decisión de la agencia estatal, Ayllón asegura que, si durante la tramitación de la ley —que está en fase de presentación de enmiendas— se considera que el acceso a los datos clarifica el trabajo de la Aemet, se estudiará la posibilidad de volver a abrirlos de forma gratuita.

Tal como está redactada en estos momentos, la ley indica de manera expresa que “el acceso a la información pública será gratuito” y solo cuando se reclame información en un formato diferente del original se podrá imponer una tasa, tal como señala el economista y presidente de Transparencia Internacional España, Jesús Lizcano. En su opinión, la medida de la Aemet y los trámites impuestos ahora para obtener la información “restan eficiencia” al proceso.